Implantes dentales

Los implantes dentales sustituyen a las raíces de los dientes perdidos, siendo posible la colocación, atornillada o cementada, de una corona sobre el mismo restaurando la pieza dental al completo. Se trata de un tornillo de titanio (aunque existen otros nuevos materiales como el zirconio), que se coloca en un lecho quirúrgico a nivel de la cresta ósea del paciente donde se albergaba la raíz anteriormente. Al tener una rosca interna, esto permite atornillar en su interior un pilar o una corona que sustente la restauración final.

Llevamos más de 30 años colocando implantes en nuestra clínica. Nuestros profesionales son expertos en técnicas no invasivas, lo que disminuye la morbilidad del tratamiento. Especializados en casos de atrofia ósea severa. Regeneraciones y rellenos óseos, elevación de seno maxilar y cirugías “all-in-one” (extracción de la pieza dentaria fracasada y colocación del implante inmediato, y prótesis provisional fija sobre el implante obteniendo una función inmediata).

Aún siendo la mejor opción para sustituir una o varias piezas perdidas, también es importante que el paciente sepa que es un tratamiento que conlleva una higiene, mantenimiento y revisiones obligadas. No hay mejor diente que el nuestro propio, pero llegados a este punto en el que lo hemos perdido, lo mejor que podemos hacer es mimar el implante y la corona. El tabaco, el alcohol, la enfermedad periodontal no controlada, y algunas enfermedades que podemos padecer, son importantes parámetros a tener en cuenta a la hora de planificar la viabilidad del caso.

El número de piezas dentarias perdidas y su localización, determinará las posibilidades de restauración, número de implantes y tipos y diseños de prótesis provisionales y definitivas. A cada paciente se le realiza una estudio radiográfico para determinar parámetros óseos. Junto con la historia médica y la exploración oral, se elabora un plan de tratamiento personalizado.