Prostodoncia

La prostodoncia es la especialidad dentro de la odontología que se encarga de planificar, desarrollar, y fabricar las prótesis que servirán de sustituto a una o varias piezas dentales y sus tejidos anejos.

Una vez que hemos perdido nuestros dientes y nos sometemos a tratamientos de reemplazo, debemos seguir un plan de revisiones y mantenimiento de las prótesis para obtener un buen resultado a largo plazo. Estas restauraciones se encuentran dentro de un medio húmedo constante como es la cavidad oral, están sometidas a fuerzas masticatorias de distintas intensidades y direcciones, y para colmo se encuentran rodeadas de una rica flora bacteriana. Siempre recomendamos el uso de irrigadores bucales, cepillos interproximales, seda dental, además del uso obligado del cepillo de dientes para protegerlas y preservarlas.

A grandes rasgos, existen dos tipos, ya sean fijas o removibles. En esta clasificación vamos a excluir aquellas prótesis de uso provisional ya que su finalidad está en cubrir un corto periodo de tiempo que suele ser el de cicatrización.

Dentro de fijas o removibles, debemos tener en cuenta que es lo que vamos a restaurar, si es una pieza dental o si es un implante. Básicamente el proceso, número de citas, y características de las mismas, es similar. Comenzamos por realizar unos modelos de estudio y modelos de trabajo mediante la toma de impresiones de los dientes. Los modelos junto con las fotos y vídeos, servirán de herramientas de elaboración de las prótesis. En cada cita se suele chequear el ajuste, el color, la forma, la mordida… Comprobamos que sea cómoda y de agrado estético para el paciente y transferimos la información a los técnicos de laboratorio.